Se encuentra usted aquí

05 / 06 / 2014

Versión para impresiónVersión para impresiónSend by emailSend by email

 

  La verdad no puede ser una idea, ni una afirmación, ni una teoría cualquiera, sino una relación, una presencia que vincula. Algo frágil, delicado, finísimo, que enhebra seres y cosas, vivos y muertos, y que antes de que aparezca es presentido por todo lo que existe y que, cuando se ha ido, todo lo que existe lo recuerda.

  Como una tonalidad. La siento en el encuentro con algunas personas; la siento en una manera inasequible de cantar, de torear y hasta de jugar al tenis; o al leer apenas un poema o unas pocas frases de un libro. Se trata de algo que llega de inmediato al corazón. Y basta ese primer contacto para saber que la verdad se encuentra ahí.

 

Obra de Hayv Kahraman

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer