Se encuentra usted aquí

20/07/2014

Versión para impresiónVersión para impresiónSend by emailSend by email

 

  Qué gusto a veces contradecir nuestra costumbres y nuestras conclusiones durante un tiempo. Qué gusto tomarse unas breves vacaciones de sí mismo y hacer novillos como en uno de esos días de primavera en que los que el mar invita a saltarnos lo horarios y a tumbarnos al sol.

  Desobedecernos un poco para evitar la rigidez y la obstinación del dogmático.

  Algún amigo me lo ha reprochado con razón: "pero tú no decías que internet, que  los blogs, que el facebook suponían un retroceso.  ¿Y ahora qué?

  Durante un año he fatigado el ordenador con estos apuntes para probar las ventajas e inconvenientes de estas nuevas herramientas que carga el diablo. Para sentirme acompañado. Para sentirme leído.

  Y quiero dar las gracias a los que habéis seguido estas notas. De verdad:  por compartirlas, por vuestros comentarios, por vuestros "me gustas". Y nada más. O nada menos: gracias.

  Me retiro de esta ventana que a veces me proporcionó imágenes increíbles, que me tuvo pendiente de muchas trayectorias,  confesiones y fantasmagorías. Ya me aburrí. Y, aunque mereció la pena, es hora de volver al papel y a las palabras sin eco.  Salud y nos vemos en los libros.

 

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer